Empoderando

un mejor futuro

Nuestro abordaje

HRI cree que el desarrollo sostenible es alcanzado mediante alianzas sólidas y trabajando lado a lado con familias y comunidades vulnerables. Utilizamos un abordaje inclusivo y participativo que involucra a todos los miembros de la comunidad, aumentando el rol protagónico de los grupos marginados, en especial mujeres y adolescentes, en el desarrollo positivo de sus comunidades. Esto asegura una programación con pertinencia cultural y garantiza la participación de la comunidad en cimentar este desarrollo.

En 2011, HRI inició nuestro trabajo en Guatemala colaborando con comunidades rurales en el Departamento de Santa Rosa para mejorar el acceso a comida nutritiva, agua potable, oportunidades educativas y servicios de salud para niños vulnerables y sus familias. En 2017, HRI expandió sus programas para servir a niños, familias y jóvenes que viven en tres de las comunidades más vulnerables y marginadas de la Ciudad de Guatemala -El Limón, Peronia y Petapa.

Creemos que abordar la naturaleza crítica del hambre y las barreras que impiden el acceso a buena nutrición para bebés, niños y familias es fundamental para aumentar el potencial de desarrollo.

Creemos en invertir en la juventud porque los niños de hoy serán la próxima generación de líderes.

Creemos en invertir en la juventud porque los niños de hoy serán la próxima generación de líderes.

Creemos que el progreso depende de identificar y abordar los problemas crónicos de salud comunitaria.