Igualdad de Género

En Guatemala, según datos del Instituto Nacional de Estadística, las mujeres representan el 50,79 por ciento de la población general. La gran mayoría, particularmente entre los sectores menos educados y empobrecidos de la población, están excluidos de la toma de decisiones que les ofrecería un acceso más equitativo a los recursos, la participación y la generación de ingresos. Esto se puede atribuir a barreras históricas, culturales y socioeconómicas que les impiden ocupar el lugar que les corresponde. La pandemia ha profundizado las brechas en equidad de género y acceso a recursos para las mujeres en Guatemala. El PNUD estima que la pandemia aumentará drásticamente la tasa de pobreza entre las mujeres y ampliará la brecha entre hombres y mujeres que viven en la pobreza.

Entre las causas de estas inequidades se encuentra la falta de acceso a recursos y servicios, incluida la educación, la atención médica y la seguridad personal. Esto se ve agravado por una tradición de matrimonio precoz, trabajo no reconocido y no remunerado. Además, las mujeres guatemaltecas son víctimas de la violencia de género tradicionalmente aceptada con pocos recursos legales disponibles.

Los programas de HRI ayudan a las mujeres jóvenes a comprender su derecho fundamental a vivir libres de violencia y discriminación; ser educado; poseer propiedad; votar y ganar un salario justo y equitativo. Las mujeres jóvenes se benefician de actividades motivacionales que se enfocan en lo mencionado anteriormente y enseñan habilidades críticas para la vida, liderazgo y comunicación, mitigación de conflictos y estrategias para protegerse contra la violencia en el hogar o en la comunidad.

El empoderamiento económico de las mujeres también es un componente fundamental. FHRI está facilitando su entrada en el sector económico, preparándolos para el empleo o ayudándolos a establecer microempresas individualmente o en cooperativas.

El objetivo es preparar y empoderar a una generación de mujeres líderes comprometidas para que sean participantes activas y agentes de cambio positivo en su nación.